El número de fallecidos en accidentes de moto durante 2018 en España podría superar en porcentaje a los fallecidos que viajan en el resto de vehículos. El aumento del número de motocicletas y ciclomotores en las carreteras en los últimos años, por ser una alternativa más económica y que ofrece más facilidades a la hora de desplazarse con congestión de tráfico y a la hora de buscar aparcamiento, provoca que la movilidad esté cambiando.

Con el objetivo de conocer los factores de riesgo que rodean el uso de ciclomotores y motocicletas, y analizar las posibles soluciones para conseguir una movilidad sostenible y segura, Abertis presentó el Observatorio centrado en los Motociclistas: Movilidad sostenible vs Seguridad Vial.

El Observatorio, que contó con la presencia de expertos en materia de Seguridad Vial entre los que se encontraba Cristina Zamorano, Jefa del Centro de Seguridad Vial de Autopistas, estableció un debate sobre los pros y los contras que existen entorno al uso de motocicletas como medio de transporte.

Según datos recogidos por la OMS, un 23% de los fallecidos a nivel mundial en accidentes de tráfico en 2017 eran motoristas. Asimismo, en los últimos tres años el número de motoristas fallecidos en España ha aumentado en un 25% con respecto a los fallecidos en el resto de medios de transporte.

Observatorio Motos

El aumento del uso de motocicletas en los últimos años es una de las causas del crecimiento de estas cifras. Por este motivo, DGT quiere implantar un “Plan de medidas especiales para la seguridad vial de motocicletas y ciclomotores 2018-2020”, en el cual estén incluidas cuestiones como el uso obligatorio de los guantes. El equipamiento es fundamental para que la circulación en moto sea segura, ya que tal y como explicó la Asociación Mutua Motera (AMM), “un impacto en la cabeza sin casco a 25 km/h contra un elemento rígido supone la muerte”.

El 50% de los accidentes que sufren las motos se producen cuando un turismo efectúa un giro, y en un tercio de los siniestros en los que están involucrados un vehículo de 4 ruedas y uno 2, el primero no ha visto al segundo. Pere Navarro, Director General de Tráfico, explicó que el problema de la moto es el hecho de “no disponer de un espacio propio, lo que le obliga a “enfrentarse” con los demás para hacerse un sitio”.

En España, a pesar de ser el único país de Europa en hacer un plan de Seguridad Vial específico para motos (2008), todavía queda trabajo por hacer; trabajo en el que se considera necesario, por ejemplo, que los ayuntamientos creen oficinas dedicadas a este medio de transporte, al igual que ya existen destinadas a las bicicletas.

Por el hecho de ser menos contaminantes que otros vehículos, y por reducir el tiempo invertido en desplazamientos, las motos se han convertido en el gran aliado de la movilidad sostenible, la cual cosa hace que, cada vez más conductores las elijan como medio de transporte.

Juan Manuel Reyes, presidente de AMM, defendió la presencia de las motocicletas en las ciudades: “por economía (las motocicleta emiten un 50% menos CO2 que un turismo), por espacio (cinco motocicletas ocupan el espacio de un turismo) y por ahorro de tiempo (el uso de la moto en zona urbana supone un ahorro de hasta 40 minutos de media por persona al día respecto a sus desplazamientos)”.

Otro de los puntos analizados durante la jornada fueron las nuevas formas de movilidad en las ciudades entre las que destaca el “motosharing” (motos eléctricas compartidas en ciudades), un modelo que permite ahorrar tiempo en los desplazamientos, pero que presenta una problemática relacionada con el equipamiento que ofrece. Cascos abiertos, tallajes inadecuados y la ausencia de guantes son algunos de los inconvenientes que se detectan en el sistema.

Observatorio Motos

Como conclusión al Observatorio se expuso la necesidad de trabajar en pro de la movilidad y la Seguridad Vial de los motociclistas, con medidas que les aporten seguridad y que consigan el objetivo de reducir víctimas y mejorar el tráfico. Cristina Zamorano, Jefa del Centro de Seguridad Vial de Autopistas, puso de manifiesto el trabajo que se hace desde Autopistas con campañas de formación y sensibilización dedicadas de forma especial a este colectivo. Entre las medidas que Autopistas tienen en funcionamiento para mejorar la seguridad y atención de los usuarios de motos se encuentra la e-call de la APP Autopistas en ruta, el paso por telepeaje con el dispositivo de Bip&Drive, así como las campañas de concienciación.

Zamorano, insistió en la necesidad de concienciar a todos los usuarios de la vía: vehículos ligeros, vehículos pesados y motos de la necesidad de mejorar la convivencia con el objetivo de reducir el número de accidentes. También destacó la necesidad de un buen equipamiento con el que el motorista no solo vaya protegido si no que le permita hacerse visible a los demás, recomendando por el ejemplo el uso de prendas reflectantes.