Es importante que en invierno compruebes algunos elementos que no suelen utilizarse durante el resto del año, ya que con el paso del tiempo pueden haberse deteriorado o gastado (aunque no los hayamos utilizado durante el resto del año).

Con la llegada del frío es recomendable que revises elementos como la calefacción o la luneta térmica y que repongas anticongelante en el radiador y en el depósito del limpiaparabrisas.

A continuación te mostramos unos sencillos consejos para garantizar tu máxima seguridad en los desplazamientos en invierno:

  • En caso de lluvia, nieve o hielo, conduce con suavidad y evita desplazamientos bruscos o frenadas violentas sobre el pavimento
  • Revisa el estado y la presión de los neumáticos antes de cada desplazamiento para garantizar que se adhieran con firmeza
  • Al circular sobre hielo, dosifica la presión sobre los frenos y utiliza marchas largas para evitar patinar
  • Aumenta la distancia de seguridad para asegurar la frenada. Recuerda que lluvia, nieve y niebla reducen tu visibilidad y tiempo de reacción
  • En caso de niebla, lluvia muy intensa o nevada, utiliza las luces de cruce. Las de carretera podrían deslumbrarte
  • Infórmate sobre el estado de la circulación y sobre las circunstancias meteorológicas previstas antes de emprender el viaje
  • Evita realizar tus desplazamientos en horas punta
  • Por tu propia seguridad, respeta el límite legal de velocidad en autopista (120 km/h) o las limitaciones específicas que señalicen límites inferiores
  • Circula siempre por el carril de la derecha. Cambia sólo cuando sea necesario para adelantar a otro vehículo que se desplace a menor velocidad. Una vez efectuado el adelantamiento reincorpórate al carril de la derecha de forma gradual
  • No conduzcas con el abrigo puesto. Limita la libertad de movimiento necesaria para conducir en condiciones de seguridad

Recuerda:

Antes de que se inicie la precipitación, las máquinas quitanieves realizan un tratamiento preventivo con fundentes.

Una vez pasada la nevada, ya al secarse la calzada, ésta aparece blanquecida por el residuo de la sal, que a veces nos lleva equivocadamente a pensar que existe hielo.

Facilita el paso y maniobra de las máquinas quitanieves, son la garantía de mantener la calzada en perfectas condiciones.

En caso de que no puedas continuar el viaje no abandones nunca el vehículo en la calzada. Busca un área de detención momentánea o, preferiblemente, un área de servicio, y avisa al Centro de Operaciones desde un poste SOS o a través del Centro de Atención al Cliente 902 200 320.