Las vacaciones de verano suelen ir de la mano de largos trayectos en automóvil en los que se viaja con el coche muy cargado. Lo que la mayoría de conductores no sabe es que cuando la carga de su vehículo es superior a la habitual, es imprescindible que revisen el estado del vehículo y adapten su estilo de conducción a la mencionada carga para prevenir incidentes.

Hay que tener en cuenta que muchas personas están acostumbradas a conducir con poca o ninguna carga, por ello cuando llenan el maletero deben extremar las precauciones para garantizar unas buenas vacaciones en familia. El pistoletazo de salida de las vacaciones de verano está cada vez más cerca y por eso queremos aprovechar para darte algunos consejos para conducir con el coche muy cargado:

Asegura los objetos en el interior del vehículo
  • No superes el peso máximo admisible

Cuando empieces a hacer el equipaje para tus vacaciones, controla lo que te llevas para no cargar el vehículo con más peso del máximo fijado en la ficha técnica del coche. Si un agente de tráfico ve tu automóvil muy cargado y sospecha que excedes el peso máximo admisible, puede sancionarte y hasta incluso impedirte circular, es por tu seguridad!

 

  • Revisa la presión de los neumáticos

Antes de comenzar tu viaje, asegúrate de que la presión de los neumáticos es la marcada por el fabricante. Ten en cuenta que tanto el exceso como la falta de presión pueden deteriorarlos y si a esto le añadimos una pesada carga en el vehículo, el riesgo de sufrir un pinchazo aumenta exponencialmente.

 

  • Aumenta la distancia de seguridad

Cuando conduces con el coche muy cargado, debes anticipar las frenadas porque tu vehículo tardará mucho más a reducir la velocidad. Por este motivo, es aconsejable que aumentes significativamente la distancia de seguridad habitual para garantizar que puedas frenar a tiempo en caso de emergencia, especialmente si te encuentras en una retención.

 

  • Reduce la velocidad

Cuanto mayor sea la carga, menos estabilidad tendrá el automóvil, especialmente en las curvas, donde es mucho más fácil que el coche se balancee. Para evitar accidentes, es importante que reduzcas la velocidad a la que conduces habitualmente mientras circules con el coche abarrotado.

 

  • Evita zonas con mucha pendiente o reduce las marchas

Si planificas un largo trayecto, intenta evitar carreteras con pendientes muy pronunciadas porque no solo tendrás menos capacidad de frenada cuando vayas cuesta abajo, sino que también será difícil para el coche subir pendientes. Aun así, si no puedes evitar las cuestas durante tu ruta, reduce las marchas para evitar que el coche se quede sin potencia cuando suba por un desnivel.

Recuerda: El peso máximo autorizado se indica en la ficha técnica del vehículo. ¡Lleva solo lo necesario, bien colocado y asegurado!