Un adelantamiento es una maniobra que consiste en sobrepasar a otro vehículo que circula en el mismo sentido que nosotros pero con velocidad inferior y delante de nuestro coche. Esta maniobra es una de las más peligrosas que se pueden hacer en la carretera, por lo que se debe extremar las medidas de seguridad antes de realizarla para evitar accidentes y multas.

El conductor debe saber en primer lugar que adelantar por la derecha está prohibido y supone una sanción grave. Se debe circular normalmente por el carril situado más a la derecha, para no entorpecer la circulación de cualquier vehículo que nos siga con intención de adelantarnos.

En nuestro estudio ‘Observatorio sobre comportamientos de los conductores en la red de Autopistas’ se analizó el comportamiento de los conductores al realizar esta maniobra, y se llegó a la conclusión de que el 14,6% de los vehículos circulan por el carril izquierdo sin estar adelantando.

Uso de los carriles en autopista

En caso de que tengas que realizar esta maniobra en la autopista, te recomendamos que adoptes las precauciones explicadas a continuación. Pero recuerda que en curvas y cambios de rasante sin visibilidad, tras vehículos voluminosos que estén adelantando, en pasos de nivel y de peatones y en ciertas intersecciones y túneles son los lugares más peligrosos donde no debemos adelantar.

Una vez compruebes que puedes realizar la maniobra con total seguridad, aplica estos consejos:

  • Utiliza los cambios.

Selecciona la marcha que te permita obtener la mejor respuesta del motor antes de empezar un adelantamiento.

  • Utiliza las luces y los retrovisores.

No comiences a adelantar sin fijarte antes si alguien te está rebasando a ti. Mira por los retrovisores. Si la vía está libre, señaliza con el intermitente y haz la maniobra con rapidez.

  • Prepárate con tiempo.

Si no conoces la carretera y no sabes dónde puedes tener espacio para adelantar con seguridad, comienza la preparación de la maniobra cuando empieces a ver que te acercas a una señal de fin de prohibición.

  • Regresa a la posición inicial.

Una vez hemos rebasado el vehículo debemos regresar a nuestra posición inicial, pero antes habrá que comprobar que se puede hacer con seguridad, utilizando para ello el espejo retrovisor y haciéndolo gradualmente, comprobando que existe espacio suficiente respecto del vehículo adelantado.

  • Ayuda al resto de los conductores.

¿Has visto un conductor realizando una maniobra arriesgada de adelantamiento? ¡Ayúdale! Si es en tu sentido, aminora la velocidad para que pueda regresar al carril; si es en sentido contrario y viene de frente, frena y sitúate en la medida de lo posible a la derecha.

Si quieres ampliar información sobre comportamiento de los conductores puedes consultar nuestro post sobre el Estudio.